Detalles de boda con los que quedar bien con los invitados

El capítulo de los recuerdos y detalles de boda siempre es algo complicado. Son tantas las opciones que existen actualmente que, a menudo, lo mejor es establecer un presupuesto y ponerse en manos de empresas especializadas como RecuerdosYdetallesDeBoda.com, donde tras muchos años preparando obsequios de todo tipo para todo tipo de bodas, conocen perfectamente cómo conseguir que tus detalles sean los idóneos para tu enlace.

Según un reciente estudio llevado a cabo a invitados de boda españoles que han acudido a unas nupcias en los últimos cursos, estos son los detalles de boda que más les han gustado y que valdría la pena que tuvieses en cuenta a la hora de pensar qué detalle tener con los tuyos en el será el día más importante y feliz de tu vida.

Detalles de boda con los que quedar mejor que bien con tus invitados en 2019

Invitaciones de boda
Abanicos para bodas
Alfileres de boda
Velas para bodas
Espejos y Jabones
Cestas y cojines
Figuras de Novios personalizadas
Bailarinas para invitadas
Llaveros y Bolsas Plegables
Posavasos Boda
Minibotellas
Toallas Pastel
Plantitas pequeñas
Botellitas de vino o cerveza
Mermeladas o aceites bio / eco
Detalles Vintage
Bolígrafos o plumas
Abridores de vino automáticos
Memorias USB

Cabe destacar que las opciones que existen como recuerdos y detalles de boda son muchas más y que aquí solo se recogen los mejores valorados por los invitados a bodas de los últimos tiempo. Opciones, claro está, existen casi tantas como tipos de novios y presupuestos de estos.

Sea el regalo que sea, cabe destacar que, según reportan los invitados a bodas, no hay nada mejor que optar por personalizarlos incluyendo los nombres de los novios, la fecha y alguna frase o lema elegido por la pareja y que les identifique. Y es que, cuanto más personalizado esté un regalo, más estará cumpliendo su función como detalle-regalo-obsequio de boda.

Si es posible, también parece que obtienen una mejor acogida aquellos regalos útiles que realmente invitan a ser usados o a ser colocados como elementos de decoración y que, cada vez que se recurre a ellos o se ven perfectamente colocados en el lugar en el que han sido pensado para depositarse, invitan a pensar en ese día y en los novios con el paso del tiempo.

En cualquier caso, nada mejor que perder algo de tiempo visitando todas las opciones que ofrecen espacios especializados a esta tarea como RecuerdosYdetallesDeBoda.com, filtrar por todo aquello que quede dentro de nuestro presupuesto y consultar qué precios se pueden obtener en función de la cantidad de detalles de boda que se vayan a necesitar adquirir o personalizar.

Ante la duda, insistimos, lo mejor es contactar con quienes tienen un gran escaparate de obsequios nupciales, contarles cómo somos, qué tipo de boda estamos preparando, cuál es nuestra partida para regalos y esperar a que nos ofrezcan opciones, nos comenten ofertas y nos personalicen un elemento tan clásico, importante e imprescindible en cada celebración de boda como lo es el recuerdo o detalle de boda.

Tipos de recuerdos y detalles de boda

Elegir el recuerdo o el detalle de boda perfecto no es fácil. Esa es la razón por la que muchas parejas emplean más tiempo del que creían iban a dedicar a un menester que no puede no formar parte del acto final del banquete en el convite de boda.

Si bien son miles las opciones de regalos de boda posibles, lo cierto es que bien podríamos dividir los detalles de boda en tres grandes grupos: Aquellos que se eligen o bien para salir al paso de la mejor manera posible y sin gastar ni un céntimo más allá de lo necesario; las tendencias, escogidos a sabiendas de que nunca fallan y resultan tremendamente económicos o porque están de moda y se sabe que gustarán; y los inmateriales, destinados a perdurar en el recuerdo con el paso del tiempo y que, habitualmente, suelen llevar aparejado un coste sensiblemente superior.

En el primer grupo encontramos los más habituales que solemos encontrar en las bodas. En el primer grupo, el de los destinados a salir al paso encontramos llaveros, pulseras, posavasos, abanicos, abridores, bolígrafos y otros tantos objetos que, personalizados con el día de la boda, el lugar, el nombre de los novios y algún dibujito o mensaje de afecto, pasan a ser un bonito recuerdo para toda la vida.

En el segundo grupo, el de los que son tendencia y se tiene certeza de que gustarán, sin que tampoco exijan un gran desembolso, podemos encontrar minibotellas, cargadores USB, tazas personalizadas, bálsamo labial, colonias, productos gourmet, plantas y todo tipo de objetos manuales elaborados ‘ad hoc’ que puedan servir de decoración y que resultan un excelente detalle de boda.

En el tercer grupo, el que forman los inmateriales, que pueden ser entregados en forma de tarjeta en la que se detalla el presente y que igualmente gozan de una excelente acogidos por los invitados, encontramos los que regalan experiencias tales como comidas, una actividad grupal o, tal y como se están poniendo de moda recientemente para con los más pequeños, cursos online de todo tipo. Estos pueden ir destinados a mejorar las habilidades de quienes los reciben, como pueden ser los cursos de deportes, de punto de cruz o de manejo de manejo de informática para mayores o para empujarles a aprender nuevos idiomas.

Detalles de boda inolvidables

Tal y como se puede apreciar echando un vistazo en RecuerdosyDetallesDeBoda.com, las opciones para que los novios agasajen a sus invitados haciéndoles ver lo mucho que agradecen su presencia en el día más importante de su vida son innumerables. Se trata, pues, de pensar qué tipo de detalle gustaría más regalar, qué presupuesto se tiene y, después de ojear las distintas opciones que se nos presentan, escoger aquel con el que nos sintamos más cómodos y vaya más acorde con la personalidad de la pareja.

Todo regalo, cuando se hace con cariño -como sucede en con los detalles de boda– gozan de una acogida especial por parte de los invitados, luego solo queda perder un poco de tiempo escudriñando las miles de posibilidades que se les ofrecen a las parejas de novios pensando en el día ‘D’ y la hora ‘H’ de sus vidas.