Ventajas de celebrar tu boda en Otoño

Aunque la estación preferida por la mayoría de novios sigue siendo el verano, lo cierto es que, poco a poco, el otoño está convirtiendo en la gran alternativa a la celebración estival por muy distintos motivos, a cada cual más interesante.

El primero, y más importante, tiene que ver con el dinero que invertiremos en nuestra boda. Escoger una fecha en el calendario a partir de la finalización de septiembre puede llegar a suponernos una rebaja de hasta el 40% de lo que nos costaría hacerla en pleno mes de julio. La razón no es otra que la curva de la oferta y la demanda, unida a la necesidad de los espacios reservados para este tipo de celebraciones de estirar el calendario nupcial.

Otro de los beneficios tiene que ver con la mejora de las temperaturas y lo que ello conlleva para el convite. Después de pasar el verano más caluroso del que se tiene constancia en nuestra historia, al menos desde que se registran las temperaturas, los que hemos acudido a varios enlaces este verano sabemos lo cara que está la sombra, lo desagradable que es quedarse al sol a más de 35 grados y lo mal que lo pasan los hombres con camisa de manga larga y corbata en pleno julio o agosto.

Escoger los primeros meses del Otoño para celebrar la boda nos permitirán disfrutar todavía de buen tiempo, pero sin pasar mucho calor y, por qué no decirlo, abrir el abanico de los outfit, tanto de los novios como de los invitados a ropa más elaborada y muchos otros complementos que son posibles para el verano.

No menos importante es el que tiene que ver con la elaboración del álbum fotográfico y de vídeo en la que es la estación con la mejor luz del año -junto a la primavera- por la inclinación de los rayos solares que impactan con la tierra. Así pues, si optamos por celebrar nuestra boda en Otoño conseguiremos unas fotos que es completamente imposible conseguir en los meses de mayor exposición solar.

Por último, y no menos importante, al organizar una boda en Otoño podremos sacarle mucho más partido a la decoración, tanto del lugar en el que se celebra la ceremonia como del espacio en el que tendrá lugar el convite. Las hojas caídas, la introducción de elementos más bucólicos, la utilización de colores cálidos y la licencia de introducir más objetos para lograr un ambiente más acogedor serán posibilidades que solo encontrarás si celebras tus nupcias a partir del noveno mes del año.

Hay también quien celebra la apertura de nuevos y más originales platos para el menú al poderse apostar por más platos elaborados calientes, por cucharas y por cremas o por ingredientes más contundentes que se obvian en verano por razones obvias.

Como ves, las ventajas que ofrece programar un boda en Otoño no son precisamente pocas ni precisamente poco interesantes. Quizás por esa razón cada vez más novios estén optando por retrasar la fecha de su boda. En tu boda, claro está, mandas tú.

Deja un comentario

 

 

 

Puedes utilizar éstas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>