Cómo tributan los regalos de bodas

Hacienda lleva tiempo con la mosca detrás de la oreja sobre la evasión de impuestos en relación a los regalos de boda. Tanto es así que este portal tiene constancia del inicio de investigaciones en busca de fraude por parte de los novios casados en el pasado curso habiendo iniciado ya distintos procedimientos de sanción a parejas que contrajeron matrimonio hace ahora un año.

Porque sí, todos los regalos de boda que se reciben, incluyendo los de los padres o hermanos, se deben tributar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones variando, eso sí, en función de quién nos hace el regalo y de la cantidad que se nos regala.

Lo primero que debemos saber al respecto es que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es distinto en cada Comunidad Autónoma, bonificando de manera distinta cuando las donaciones proceden de familiares de primero,segundo o tercer grado, así como cuando estas proceden de terceros sin vinculación sanguínea ni legal.

Si bien la cantidad a pagar en concepto de impuesto de donaciones será distinta dependiendo de las cantidades percibidas por la pareja, lo cierto es que, según se estipula en la ley actual, todas las transacciones que superen los 150 euros deberán ser debidamente declaradas. No obstante, no tienen por qué investigar tu caso en concreto, ya que como es evidente no se investiga a todos los recién casados.

Lo que sí investigan en un 100% de las ocasiones son las donaciones que superan los 15.00 euros y en un porcentaje muy elevado las que superan los 1.000 euros que llegan de la mano de amigos. Es importante señalar en este punto que los regalos de miles de euros que reciban de un amigo, dado que no se puede aplicar ninguna bonificación ni eximente, se deberá tributar en su totalidad, en tiempo y forma si queremos evitar que, a los doce meses, se nos comunique el inicio de una investigación que nos obligará a detallar todos y cada uno de los ingresos.

Las facturas de la boda que te puede pedir Hacienda

Tal y como recuerdan los inspectores de Hacienda, en el caso de que se entre a estudiar tu caso concreto aleatoriamente o se investiga un posible fraude por evasión de impuestos procedentes de los regalos de boda, es posible que se nos pidan las facturas de la boda.

En este sentido cabe destacar que, si bien se nos pueden reclamar desde las del vestido hasta las del convite, lo que seguro se nos exigirá si se nos estudia son todas aquellas transferencias realizadas o recibidas por más de 3.000 euros, así como la recepción o ingreso por boda de los billetes de 500 euros que nos hayan llegado como regalo.

En el caso de no responder en tiempo y forma al requerimiento podremos ser multados y, en el caso de que nos neguemos a pagar, se nos exigirá o embargará el 50% del total recibido, más un interés del 3% anual por el retraso en el pago, por daños y perjuicios al fisco, o lo que es lo mismo, al conjunto de los españoles.

Deja un comentario

 

 

 

Puedes utilizar éstas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>