¿NERVIOS POR LA BODA?

Organizar una boda no es nada fácil, pero tampoco dejes este suceso tan especial se convierta en una pesadilla para ti, tu novio y tus familiares.

Las prisas, no ver a tu novio más de lo que quisieras, el tiempo que se te echa encima, intentar tenerlo todo como a ti te gustaría. Todo esto es síntoma de los nervios previos de tú boda.

Los nervios son uno de los sentimientos más inútiles que cualquier humano puede tener. Y es que, míralo fríamente  ¿salen mejor las cosas cuando tienes ese sentimiento de desesperación a todas horas?

Y aquí está la presunta que muchas de nosotras nos hacemos ¿Cómo relajarnos?

–          Toma un baño caliente con unas gotas de un aceite perfumado.

–          Cierra los ojos y viaja mentalmente al lugar que tú creas que es el más maravilloso de la tierra.

–          Hazte un masaje.

–          Tararear alguna canción que te guste mucho, o mejor ¡cántala!

–          Muévete, baila y descarga de este modo toda la adrenalina que puedas. Cansaste y luego, vendrá el relax.

–          Evita el exceso de azúcar, cafeína, nicotina y alcohol, pues aunque de momento te den una sensación de relajamiento, luego pueden generarte un “shock”.

–          Di lo que sientes. Habla de tus problemas a tus amigos, eso te ayudara a desahogarte y reducirle estrés. Eso si, pide consejo y listo, no estés llamándolos a diario para quejarte porque además de obsesionarte, ya no querrán escucharte más.

–          Duerme tus respectivas 8 horas.

Los nervios antes de una boda son perfectamente normales debido al gran paso que estás a punto de dar. Relájate un poco y ponerte a pensar el por qué estás ahí, darte cuenta que es por el verdadero amor que sientes por tu pareja y no por otra cosa.

Deja un comentario

 

 

 

Puedes utilizar éstas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>