Tradiciones de boda más extrañas del mundo

Cada boda es un mundo, como demuestran las tradiciones nupciales que se mantienen durante tiempos inmemoriales en distintos países. Basta con echar un vistazo a lo que ocurre en las nupcias que tienen lugar en distintos puntos cardenales de nuestro planeta para apreciar la heterogeneidad de las muestras de amor que nos profesamos unos a otros en cada rincón de este mundo. Vamos a ver algunas de las más llamativas.

Las bodas en distintos países

Sin irnos muy lejos, en Finlandia, al norte de Europa, encontramos un territorio, Sonkarjävi, donde los novios corren con su chica a cuestas en una durísima carrera de obstáculos. Se cree que los novios que llegan a la meta lo hacen seguros de casarse y habiendo dado buena muestra del amor que sienten por sus futuras esposas.

Algo más lejos, en Tujia, situado en China, las mujeres lloran una vez al día durante un mes antes de casarse. Lloros a los que se suma la madre de la prometida a los diez días de empezar y la abuela a los 20 días del inicio de los lloros prematrimoniales.

Otro tipo de líquido, más asqueroso si cabe, se regalan en los matrimonios masai en Kenia y Tanzania. Allí es habitual que los padres de las novias bendigan a sus hijas a escupitajo limpio. Pero ojo, no pueden escupir en cualquier lado, sino entre la cabeza y el pecho de su hija.

En India, las mujeres del signo Manglik deben casarse con un árbol antes de hacerlo con su marido para evitar dar mala suerte al matrimonio.

Aquí al lado, en Escocia, las novias deben embadurnarse con basura como un reto que deben superar para garantizar la felicidad en el futuro matrimonio.

Cerca de allí, en Irlanda, concretamente en la zona de leprechaun, las mujeres no pueden levantar los pies del suelo mientras bailan en su boda, sino quieren ser raptadas por un ser del más allá.

Aún más cerca, en Alemania, los novios deben cortar un tronco por la mitad con una sierra tras casarse como prueba de la compenetración que les acompañará en el futuro.

En Corea del Sur el novio es azotado durante la celebración de la boda mientras responde a ciertas preguntas de lo más complicadas en una prueba de resistencia para el recién casado.

En Rumania, las novias son secuestradas por algunos invitados durante la celebración de la boda, obligando al novio a salir en su rescate tras recibir algunos datos de los secuestradores. No obstante, si este no canta ante todos los invitados no se le informa de dónde está su recién estrenada esposa.

Como ven, hay tradiciones nupciales para todos los gustos y en todas las zonas del planeta. Algunas no tan lejanas. Parece que al final, en España, donde celebramos como pocos las despedidas de solteros, somos de lo más normalito durante la celebración nupcial. Eso sí, con permiso de la siempre peligrosa barra libre que, por cierto, no es tan habitual en otros países como en el nuestro. Cuestión de tradiciones.

Productos gourmet como regalo de boda

Una de las tradiciones que suelen repetirse en todas y cada una de las bodas realizadas en España es la que tiene que ver con el ofrecimiento de un detalle para agradecer la asistencia a todos los invitados al enlace.

Las opciones de regalos y detalles de boda que existen son casi infinitas, ya que a la colección de miles de productos clásicos como bolígrafos, bailarinas, abridores, posavasos, abanicos, llaveros, bolsitos, espejos, puros y tantísimos otros obsequios de todas las formas y colores hay que sumar la posibilidad de personalizarnos con aquello que les quieran decir los novios.

A toda esa ristra de regalos para invitados a la boda que nunca fallan se han venido incorporando en los últimos tiempos otros como los productos gourmet. Una elección con la que es difícil fallar y con la que asegurarse que el recuerdo de la boda no acaba, como tantos otros, abandonado en el fondo de un cajón o en un armario del trastero.

Dentro de los productos gourmet existe uno que está muy por encima del resto. Nos referimos, cómo no, al jamón de Jabugo, un productazo ‘Made In Spain’ que es todo un lujo disfrutar y que los invitados agradecen enormemente al tratarse de un placer futuro de lo más hedonista. Huelga decir que este se ofrece, siempre, ya cortado y envasado al vacío.

Junto al jamón, el queso y el resto de embutidos destacan, de igual forma, otros como el aceite de oliva virgen extra. Otro de esos productos que dilatan los ojos de los invitados al ver cómo se acerca y que cada vez más marcas ofrecen en pequeños envases para poder ser regalados en todo tipo de eventos.

De vuelta los comestibles hay que destacar la presencia de otro producto que tiene muchísimo éxito como lo es la miel o la mermelada casera. Muy especialmente cuando se trata de productos de cercanía, de calidad y que suelen responder a las etiquetas de bio y eco, lo que deja entrever parte de la personalidad de los novios. De ahí que muchos recién casados se decante por este tipo de productos.

Comida como regalo de boda

En esta misma línea encontramos los packs de semillas de productos alimenticios para que sean los invitados los que, después de plantarlas, disfruten de todo tipo frutas y verduras que pueden crecer en una maceta en otra clara apuesta por los productos bio y eco. Otro ejemplo de este tipo de regalos de boda son los champiñones que crecen en una pequeña red o una macetita y que resultan de lo más vistoso.

Como ven, cada vez más novios se descantan por sorprender a sus invitados agasajándoles con otro tipo de obsequios como lo son los productos gourmet. Productos que, pese a ser de gran calidad, no tienen por qué tener un coste elevado, sobre todo cuando se compran directamente al productor a granel.

Basta con echar un vistazo a algunos de los portales que ofrecen estos productos para ver cuál se adapta mejor a los novios.

Tocados, diademas y tiaras de boda para 2020

El 2020 ya asoma a la vuelta de la esquina y eso significa que las próximas bodas que están programadas para el próximo año cada vez están más cerca, lo que nos obliga a ir preparándolas sin prisa pero sin pausa en busca de nuestra mejor versión.

En el caso de que sea nuestra boda, seguramente ya tenemos en mente qué tipo de vestido nos gustaría lucir para sacarnos el máximo partido. Seguramente lo mismo ocurra con los zapatos, variando nuestras opciones finales en función del corte del vestido y lo que este sugiera.

No obstante, es posible que, como todavía falta algo de tiempo, no hayas decidido ya qué tipo de pelo quieres lucir. Qué corte, qué peinado o si vas a agregarle algún complemento en busca redondear ese look de novia que deje a todos perplejos y te haga brillar más que nunca.

Si ese es tu caso, es importante que sepas que los especialistas en moda nupcial vienen hablando de distintos tipos de tocados, diademas y tiaras para 2020, siendo las dos primeras opciones las que más han llamado la atención en las nupcias de las celebriries en 2019 marcando una tendencia que promete extenderse durante 2020, y seguramente también 2021.

De mil y una formas, materiales, tamaños y colores, basta con acercarse a alguna tienda especializada en este tipo de complementos o en vestidos de boda para comprobar lo que resalta el estilismo nupcial portar un tocado o una diadema que aporte un valor añadido al vestido y los zapatos que portamos.

Diademas y tocados para invitadas a bodas de 2020

En el caso de las invitadas, tres cuartos de lo mismo. Aunque con otros diseños menos sobrios y más divertidos y coloridos las diademas están llamadas a convertirse en el gran complemento capilar de las invitadas nupciales para las bodas de 2020, precisamente por esa ingente cantidad de opciones de las que se puede echar mano para conseguir un outfit de boda de 10.

Será en las bodas que se celebren a mediodía -especialmente aquellas que apunten a ser más clásicas por el corte de los novios- en las que se verán tocados de todo tipo. Desde los más llamativos y coloridos, hasta los más sencillos y pequeños. La idea de todos ellos, no obstante, es la misma: poner la guinda a un estilismo para una ocasión especial.

Además de los complementos que podemos colocarnos en el pelo, los especialistas en estilismo de bodas recuerdan la necesidad de no olvidarse del que todos creen va a ser el gran ‘must’ de todas las invitadas de boda para las celebraciones programadas en 2020: el clutch o minibolso de mano.

De nuevo estamos ante un elemento que ofrece infinitas opciones, materiales y tamaños y que se antoja perfecto para portar los enseres de los que no nos podremos desprender durante las ceremonias y las celebraciones a las que hemos sido invitados a lo largo de 2020, un año que promete cambiar muchos paradigmas, tanto en la forma de concebir las bodas… como en el aspecto puramente estilístico.

Datos curiosos sobre las bodas

Además de que son la demostración pública -a menudo también religiosa- del amor entre dos personas y que van aparejadas de celebraciones con familiares y amigos, no sabemos mucho más allá de las bodas en general.

Esa es la razón por la que hemos querido buscar algunos datos curiosos que a buen seguro resultan interesantes por desconocidos o por extraños.

Datos llamativos sobre los matrimonios

La edad media mundial a la que se casan las personas es de 30 años. De todas las que se celebran en el mundo cada año, el 93% pone al amor como la razón principal que les ha empujado a hacerlo. Mismo argumento al que se aferran los solteros a la hora de explicar cuál sería el motivo por el que abandonarían la soltería.

En Estados Unidos cada día se celebran 5.800 enlaces matrimoniales de índole civil. Un número que no nos extraña si tenemos en cuenta que casi el 20% de la población se ha casado en dos ocasiones y que el 5% lo ha hecho en tres o más ocasiones.

En cuanto a la organización, parece que la cosa sigue siendo de ellas, ya que el 47% de las mujeres de todo el mundo organizan a solas su matrimonio, poniendo de manifiesto el desdén con el que ellos programan un acontecimiento como el nupcial.

En relación al gasto por enlace, este se sitúa entorno a los 15.000 dólares por boda. Algo menos de 14.000 euros, lo que parece una cantidad importante teniendo en cuenta que en estos datos también se recogen los datos procedentes de países del tercer mundo y en vías de desarrollo.

Una vez se casan las parejas copulan de media unas 58 veces, lo que se resumen en una vez a la semana. Por otro lado, dicen las estadísticas que apenas pasan 4 minutos solos -sin los hijos, sin tele o sin teléfono- de media al día.

Datos sobre el divorcio a nivel mundial

De todos los países de los que se tienen datos, el que más divorcios registra en relación a los casamientos que se producen en su territorio es Bélgica, con una tasa del 71% de matrimonios fracasados.

En el otro lado de la balanza encontramos a Chile, donde solo 3 de cada 100 matrimonios que se contraen acaben rompiéndose.

Es cierto que solo se tienen datos de aquellos países donde el divorcio está a la orden del día, por lo que es imposible conocer la tasa de divorcios de la mayoría de países africanos, árabes o del Sudeste asiático.

Por continentes, el más viejo, Europa, es el que más divorcios sella cada año. Eso sí teniendo que pasar por una serie de trámites farragosos que dependen del país en el que se produzcan.

Por ejemplo, en China, donde consideran el divorcio algo tan desagradable que no debe ocupar en exceso a la ex pareja, es posible divorciarse en un solo día desde el año 2003.

No menos interesante es el dato que revela que 8 de cada 10 mujeres hindús no se divorcia porque asegura no tener lugar al que acudir una vez roto su vínculo matrimonial.

Algo más cerca, en Rusia, no es posible divorciarse mientras la mujer está embarazada o sin el consentimiento de ella en el caso de que se tenga un hijo menor de un año de edad.

Mejores apps para organizar una boda

Quien más quien menos tiene que recurrir a ayuda externa a la hora de organizar su boda. Algunos piden ayuda a sus hermanos, otros a sus padres, otros a sus mejores amigos todos ellos a internet, donde la información sobre bodas, tendencias, restaurantes, salas de fiestas y lunas de miel se agolpa a tiro de clic.

Una de las opciones a las que cada vez más novios recurren es la descarga de aplicaciones móviles especializadas en bodas en general o en alguna de las muchísimas aristas que estas tienen. Y es que no son pocas las apps diseñadas para ayudar a los novios a diseñar su boda que existen y que sirven de muchísima utilidad, como vamos a ver a lo largo de este post.

Las apps más recomendadas para organizar una boda

:

Zanyou: Se trata de una app que ofrece a los novios todo tipo de empresas y profesionales relacionados con los enlaces. Además de poner en su conocimiento cómo le pueden ayudar y en qué condiciones, la aplicación también ofrece a los novios la posibilidad de ojear catálogos y revistas con las últimas tendencias nupciales capaces de inspirar a cualquiera. Por si esto fuera poco, también ofrece la posibilidad de crear tarjetas de invitación.

Bodas.net: La web especializada en bodas más visitada de España también cuenta con una app propia con la que ampliar sus ayudas a los novios españoles en todas y cada una de las vertientes implicadas en su enlace. En esta se puede ver cómo han sido otras bodas con testimonios en primera persona de los novios, ojear los comentarios y pedir opiniones o consejos. En el caso de las novias, estas pueden echar un vistazo a un catálogo con decenas de miles de vestidos de novia. Además, cada mes sortean regalos por valor de 5.000 euros.

WeddingWire: La aplicación móvil más utilizada para hacer las listas de invitados. Esta permite detalla la parte por la que viene -si el novio o la novia- a qué se dedica y otros campos que ayudan a determinar el lugar que cada uno debe ocupar en las mesas para disfrutar del banquete. Además, también permite crear invitaciones de manera muy sencilla.

WeddingHappy: Otra app tremendamente interesante por la cantidad de cosas que ofrece. Por un lado, es de las mejores a la hora de crear un calendario para organizar cada paso que ha de darse y anotar el feedback tras cada paso que se da, dando tips en función del tipo de boda que se piense organizar y, todo ello, sin necesidad de contar con acceso a internet para acceder a ella.

Fotos de boda – Wedbox: La mejor app para conseguir aglutinar todas las fotos de la boda y sumar a las oficiales las de todos los invitados, permitiendo, además de subirlas, descargarlas en máxima calidad. Además de fotografías también se pueden subir y poner a disposición del resto los vídeos del enlace. Sin duda alguna, toda una bendición para que los novios puedan contar con todas las fotos del día más feliz de sus vidas.

Cómo sobrellevar el estrés que surge al organizar la boda

Preparar una boda no es fácil. De hecho es muy difícil, aunque uno ponga todo lo que está en sus manos y lo que no para conseguir ese enlace de 10 con el que todos soñamos.

Es precisamente esa presión que nos ponemos desde el mismo momento en el que empezamos a pensar cosas sobre el día D y la hora H la que lleva a muchos novios a tener no pocas discusiones y otros síntomas evidentes de que se está siendo víctima del estrés. Concretamente del que se deriva de la organización nupcial.

Si bien estos se pueden manifestar de muy distintas formas en los novios, hay siete claras señales de que el estrés se ha apoderado de ti durante la preparación de la boda.

Estrés preboda

La primera, no por habitual, es menos importante. Nos referimos a la invasión de un sentimiento de preocupación constante que acecha. Para evitarlo te recomendamos que trates de organizar todo con tiempo, que delegues en personas que confíes aquello a lo que no llegues y que trates de disfrutar al máximo la preparación sin preocuparte demasiado ya que, con tiempo, seguro que consigues la boda con la que sueñas.

La segunda es la mayor irascibilidad. Muchos novios tienden a mostrarse especialmente sensibles a cualquier comentario o tono durante la preparación de la boda. Muy especialmente cuando surgen discrepancias durante la preparación. Algo que es normal y que deberemos solventar tratando de buscar soluciones intermedias en las que ambos nos sintamos cómodos.

La tercera no es menos preocupante. Se trata de la incapacidad para relajarse, ni aun cuando volvemos de trabajar, salimos a dar una vuelta o nos quedamos tirados en el sofá en casa. De nuevo, trata de tener pensamientos tan positivos como la idea de disfrutar de un día de amor con los tuyos y delega si la situación te supera.

La cuarta está relacionada con la anterior: los trastornos del sueño. Es posible que durante la preparación de la boda veas cómo duermes menos, te levantes en más ocasiones durante la noche y que duermas peor. Cuando eso sucede es que la preparación te está superando. Busca ayuda para solventarlo.

La quinta también es un clásico. Hablamos del malestar general que ataca a muchos novios, sobre todo conforme se va acercando la fecha de la boda. A menudo este está vinculado con el estrés y los nervios ante la llegada del que se espera sea el día más bonito de nuestras vidas.

La sexta suele afectar más a las novias que a los novios. Esta es el trastorno alimentario, a menudo causado por los nervios, que hacen menguar el apetito, y a menudo a raíz del inicio de drásticas y peligrosas dietas que debemos evitar. Si no cabemos en el traje, hay que tratar de comer sano, pero completo en raciones pequeñas y combinarlo con ejercicio físico.

La séptima la suelen vivir quienes rodean a los novios. Nos referimos a la negatividad provocada por las dudas en los plazos, los tiempos y en la consecución de todo lo que se había planeado en un inicio. Si te sucede, busca la mejor forma de relajar y pensar que el que hace todo lo que puede y lo hace con cariño no está obligado a más.

Créditos para bodas, una solución rápida para los novios

No revelamos nada nuevo si decimos que casarse no es precisamente un evento que resulte sencillo y barato de organizar. Y es que no son pocas ni baladís todos los factores que entran en juego cuando se trata de organizar el mejor enlace posible, conforme a los gustos y las posibilidades de cada pareja.

Por un lado todos queremos lo mejor. El lugar más bonito para realizar la ceremonia, el mejor vino para regar la mejor carne o el pescado más noble, los entrantes más selectos y las primeras marcas para festejar el matrimonio con nuestros familiares y amigos.

Sin embargo, esto no siempre es posible. Los recursos son limitados y eso nos obliga a tomar decisiones sobre el lugar, la decoración, el menú, el tiempo de barra libre y la calidad de todo lo que pondremos al servicio de los invitados en el que deseamos sea el día más importante de nuestras vidas.

En busca de lo mejor para su día D y su hora H, muchos novios echan mano de sus ahorros primero, de sus familiares y allegados más cercanos después y, cada vez más, de pequeños préstamos o microcréditos que les ayuden a sufragar todo lo que consideran indispensable para celebrar el inicio de una nueva vida en pareja y, si todo va como se espera, para siempre.

Esa es la razón por la que no pocas entidades financieras han venido incorporando progresivamente productos financieros exclusivamente para bodas, como lo son créditos o préstamos no excesivamente cuantiosos, pero suficientes como para servir de apoyo al futuro matrimonio.

Pese a la aparición de muchos préstamos de boda de los bancos clásicos, gran parte de los novios prefiere echar mano de pequeños créditos a devolver con todas las facilidades del mundo y que no requieren de grandes exigencias o avales para conseguirlos.

Ese es el caso, por ejemplo, del cada vez más conocido crédito Cashper, muy socorrido para vacaciones o épocas señaladas como las navidades, pero también por novios que necesitan un pequeño pellizco de algunos cientos de euros para poder contratar ese detalle con el que esperan lograr el punto de distinción que convierta su boda en memorable.

Préstamos de boda

Más allá de este crédito y de otros que se reciben en apenas unas horas y que se pueden devolver o cancelar en pocos días o semanas, lo cierto es que la aparición de los préstamos de boda y de los microcréditos están suponiendo toda una revolución a la hora de programar una boda, ampliando las opciones de los futuros novios y, por ende, haciendo que cada vez sean más completas y de mejor calidad las celebraciones nupciales que tienen lugar en nuestro país.

Casarse puede todo el mundo, pero hacerlo mimando hasta el más mínimo detalle, imprimiendo la personalidad de los novios durante toda la jornada de celebración y consiguiendo un día final que sea recordado por todos los presentes el resto de sus vidas es algo que no todos pueden hacer y que no es fácil de conseguir. De ahí que cada vez haya más ayudas para ello.

Cirugía estética para novios antes de la boda

Una de las obsesiones principales de todos los novios antes del día de su boda es la de que todo salga a pedir de boca. Tal y como llevan soñando desde que alrededor de un año antes comenzaran a preparar lo que esperan sea el día más importante, feliz y memorable de las vidas de ambos.

Uno de los capítulos en los que ponen más empeño y más invierten es en el estético. Una sección en la que entra el traje, los complementos, la peluquería y, cada vez en mayor medida, los tratamientos estéticos y plásticos en busca de su mejor versión.

Retoques estéticos para novias y novios antes de su boda

Esa es la razón por la que cada vez más novias y también novios aprovechan para realizarse distintos tipos de tratamientos relacionados con la pérdida de peso, la mejora de la piel y mejoras en el cuero cabelludo, siendo este último asunto, el que más interés despierta entre los futuros novios.

Tanto es así que muchos de ellos no dudan a la hora de dedicar una parte de la partida nupcial una visita a alguna clínica donde realizarse un injerto capilar en busca de tapar las calvas, hacer remitir sus entradas y, en definitiva, mejorar su imagen en global a través de una parte tan importante de la imagen como lo es el pelo.

En el caso de las novias, además de un sinfín de tratamientos estéticos para llegar con la mejor piel y con el peso perfecto para lucir el traje de novia, cada vez son más las que deciden aprovechar los meses previos al ‘día D’ para someterse a alguna intervención de estética.

Y es que, además de someterse a tratamientos no invasivos y de dejarse seducir por no pocos ungüentos o pastillas para mejorar el aspecto de su piel, muchas aprovechan esta fecha macada en rojo en su calendario vital para pasar por chapa y pintura y llegar al día de su boda como siempre han querido echando mano de intervenciones tan avanzadas y con resultados tan favorecedores como la rinoplastia, el lifting, el aumento de glúteos o el incremento de pecho.

Retoques cada vez menos invasivos, que apenas requieren unas horas de intervención y de ingreso que, además, cada vez resultan más económicas, gracias a las incesantes ofertas que llegan desde centros especializados en cirugía plástica y estética como los que cuentan en Turquía, el país con más centros especializados en retoques de estética y con más especialistas en este campo de todo el mundo.

Tanto es así que, hoy en día, es posible encontrar paquetes que incluyen cinco días en hoteles de lujo en Estambul, tanto para someterse a una intervención de injerto capilar, como para retocarse la nariz, eliminar las arrugas del rostro, aumentar ligeramente el volumen de su trasero o sus senos o cambiar su colocación y forma. Todo sea por estar radiantes en un día como no habrá otro y en el que aprovecharemos para registrar cientos de fotos y decenas de horas vídeo en los que lucir nuestra mejor yo.

Cómo se llaman los distintos aniversarios de boda

Aunque la mayoría de la gente solo conoce algunos de los apelativos que se les ponen a los aniversarios de boda, como lo son las bodas de plata o las de oro, lo cierto es que cada aniversario de boda tiene su propio distintivo, como vamos a ver en este post.

A continuación os detallamos cómo se denomina a cada aniversario de casados desde el primer año de casados, hasta el centenario, por si en el futuro la medicina logra retrasar aún más el envejecimiento provocando aniversarios récord.

Cómo se llaman los aniversarios de casados

El primer aniversario, el más fácil de conseguir, se llama aniversario de papel. A partir de aquí, vemos cómo se inicia una sucesión de materiales, cada vez más duros y nobles, como metáfora de la unión de esas relaciones.

Así encontramos, por ejemplo, el aniversario de algodón a los dos años de casados, el de cuero a los tres años de dar el ‘sí quiero’ o el de lino o el de madera como celebración del primer quinquenio de la pareja.

Aquellos que llegan al sexto año juntos celebran el aniversario de hierro, los que suman siete años juntos el de lana, los que arriban al octavo el de bronce, los que superan el noveno el de arcilla y los que llegan a los diez años casados celebran el aniversario de aluminio.

Tras el primer decenio juntos llega el aniversario de acero a los once años juntos, el de seda a los doce, el de encaje a los trece, el de marfil a los catorce y el de cristal a los quince.

Es el aniversario decimosexto el que se conoce como aniversario de marfil. El decimoséptimo, por su parte, se conoce como de alhelí, el decimoctavo como aniversario de cuarzo, el decimonoveno como aniversario madreselva y el vigésimo como aniversario de Porcelana.

Solo los que llegan a los 21 años años casados pueden celebrar su aniversario de roble, para posteriormente celebrar a los 22 el de cobre, a los 23 el del agua, a los 24 el de granito y a los 25 la gran celebración de las bodas de plata.

Tras estas llegan los aniversarios de rosas, de azabache, de ámbar, de granate y de perla a los 30 años de casados, para posteriormente celebrar el aniversario de ébano a los 31 años de casados, el de cobre a los 32, el de estaño a los 33, el de amapola a los 34, el de coral a los 35, el de sílex a los 36, el de piedra a los 37, el de jade a los 38, el de ágata a los 39 y el Rubí a los 40.

Será en el 41º aniversario nupcial cuando se celebre el de topacio, para un año después celebrar el de jaspe, más tarde el de ópalo, un año más tarde el de turquesa, a los 45 años juntos el de zafiro, a los 46 el de nácar, a los 47 el de amatista, a los 48 el de feldespato, a los 49 el de circón y, finalmente, a los 50, las bodas de oro.

Como hay quien las supera, existen el aniversario de esmeralda tras 55 años de matrimonio, el de diamante a los 60 años, el de platino a los 65 años, el de titanio a los 70, el de brillantes a los 75, el de roble a los 80, el de mármol a los 85, el de granito a los 90, el de ónix a los 95 y el aniversario de hueso a los 100 años de matrimonio. Hito al que todavía no ha llegado ningún matrimonio.

Principales tipos de boda

Además de la boda tradicional, existen otros muchos tipos de bodas. Casi tantas como novios. No obstante, como vamos a ver aquí, es fácil distinguir entre al menos una decena de grandes tipos de nupcias que se erigen como una estupenda alternativa para aquellos novios que quieran una boda distinta.

Y cuando nos referimos a tipos de boda no nos referimos a bodas civiles o religiosas, sino a aquellas en las que los novios imprimen parte de su personalidad en la puesta en escena y todos y cada uno de los detalles de la misma. Vamos a ver, pues, cuáles son los principales tipos de boda que encontramos hoy en día:

Tipos de bodas

Boda clásica o tradicional: La ideal para novios que quieren guardar el protocolo nupcial y vivir lo mismo que vivieron sus padres o sus abuelos antes que ellos.

Boda temática: Aquellas bodas en las que existe un hilo central que lo une todo. Este suele ser una afición, un tipo de música o una estética con la que los novios se sienten especialmente identificados.

Boda militar: Aunque algunos la clasifican en el apartado anterior, lo cierto es que son un tipo de boda en sí mismo. Es la escogida por muchas parejas de militares y suelen celebrar en un entorno militar.

Boda glam: La perfecta para amantes de lo llamativo, lo sofisticado y lo cursi. En estas no faltan los colores, los detalles y no suele haber lugar para niños.

Boda vintage: No se trata de bodas inspiradas en otra época ni a la vieja usanza, sino de aquellos enlaces en los que el ambiente se crea a través de todo tipo de elementos decorativos vintage.

Boda boho chic: Una mezcla entre lo vintage, lo clásico, lo moderno y lo sofisticado-recargado. El término boho (bohemio) chic (elegante y a la moda) describen perfectamente la inspiración de estas bodas.

Boda elopement: La boda que tiene lugar en un sitio inesperado, sin testigos, tras fugarte con tu pareja a algún destino soñado y en la que la pasión se impone.

Boda de varios días: Aquellas bodas en las que se planifican actividades para hacer entre todos los invitados durante al menos un fin de semana. También conocidas como ‘bodas gitanas’.

Boda al aire libre: Las bodas que se celebran en la playa, en la montaña o en cualquier entorno natural sobre el que gira toda la celebración.

Boda minimalista: A menudo, las celebradas en entornos verdes son también minimalistas. En estas se huye de lo recargado haciendo una oda a la simplicidad.

Boda multicultural: Aquellas bodas en las que se sigue un rito concreto. Son habituales entre las parejas de distintos orígenes y se complementan a la perfección con el resto de esta lista.

Casi todas estas bodas pueden realizarse siguiendo cualquier rito y contando con tantos invitados deseen los novios. De lo que se trata al elegir cualquiera de estas opciones es en organizar una boda alternativa, saliéndose de lo ‘habitual’ en busca de ese día extraordinario que es nuestra boda.